Contáctanos

El servicio está disponible de lunes a viernes, de 09:00 a 18.00 (GMT +1). Te contestaremos lo antes posible.

ESCRIBE
00800 43694369

El servicio está disponible de lunes a viernes, de 09:00 a 18.00 (GMT +1). Te contestaremos lo antes posible.

MATERIALES Y LIMPIEZA

CALZADO
PIEL LISA

La superficie lisa de la piel, una vez depilada, se llama flor. A pesar de este nombre, el aspecto de este tipo de piel puede ser liso, granulado, estructurado, brillante o mate.
Antes de tratar este material de alta calidad, se debe eliminar gran parte de la suciedad con un paño suave o un cepillo. En el caso de suciedad persistente, recomendamos el uso de un jabón que se puede colocar sobre un paño y luego aplicar sobre el calzado.
Cuando esté seca, el tratamiento con un spray repelente al agua protegerá el calzado contra la suciedad y la humedad. También se puede tratar la piel con crema en tubo o bote para devolverle la hidratación que pierde con el uso y la limpieza. Dejar actuar la crema durante una media hora y después pulir con un paño suave o un cepillo. Con esto se obtiene un resultado final más brillante y permite eliminar posibles restos de crema que hayan podido quedar en el calzado.

NOBUCK Y GAMUZA

El nobuck y la gamuza son pieles curtidas o “rústicas”. En el nobuck, la parte del cuero que se ve es el lado “flor”, es decir el lado externo de la piel, y presenta fibras finas, cortas y sedosas. En la gamuza se ve el lado interno, es decir el lado “carne”, se presenta con un curtido más marcado, y con fibras flexibles y suaves, claramente visibles.
Para proteger correctamente estos dos tipos de pieles, ambas deben estar limpias y secas. En el caso de suciedad persistente, se pueden lavar con agua y jabón. Para devolverle el aspecto aterciopelado, cepillar la piel cuando esté seca. El calzado puede tratarse con un spray impermeabilizante para gamuzas y, si es necesario, con un producto para avivar al color. Cuando el calzado esté seco, será necesario cepillarlo de nuevo. Atención: no utilizar nunca productos que contengan aceites o ceras porque el pelo podría pegarse a la superficie.

PIEL ENGRASADA Y ENCERADA

La piel engrasada y el nobuck engrasado son pieles curtidas a las que se les han añadido aceites o ceras en la parte externa. Los expertos en curtidos diferencian entre piel encerada o engrasada y nobuck engrasado.
Aconsejamos usar un producto con jabón para la limpieza de estos materiales. Para mantener el efecto brillante y satinado de la superficie, es posible utilizar un producto a base de cera. Para terminar, se puede devolver el brillo natural al calzado pasando un paño suave.

PIEL DE CHAROL

La piel de charol es piel o material sintético recubierto con una capa de charol especial de PVC o poliuretano. El aspecto de la piel puede ser liso, granulado o grabado. En algunos casos, puede haber pigmentos metálicos visibles bajo el charol.
Desafortunadamente, el polvo y la suciedad se ven enseguida en el calzado de charol. Por esta razón, será necesario utilizar muy a menudo un paño para limpiar este tipo de calzado. Para la limpieza, aconsejamos el uso de un jabón delicado. Para conservar la elasticidad del material, además es necesario utilizar un producto con aditivos específicos. Aconsejamos el uso de productos especiales líquidos o en spray, pero nunca productos a base de aceite pues podrían dejar marcas en el charol. Teniendo en cuenta que es muy habitual que se formen pliegues en el charol a causa del uso, aconsejamos poner el calzado en hormas después de cada uso.

TELAS

Las telas pueden ser naturales o sintéticas y presentarse con varias formas y variedades. Por ejemplo, pueden ser telas muy tupidas (canvas) o tener un aspecto más ligero (malla). Durante su elaboración a menudo se combinan varios materiales.
El calzado de tela es especialmente sensible al agua y a la suciedad, por ello es necesario aplicar tratamientos especiales. Gran parte de la suciedad se debe eliminar con un cepillo antes de limpiar el calzado con un producto con jabón. En caso de suciedad persistente y que no haya sido eliminada durante la limpieza inicial, se deberá repetir el proceso. Las telas deberán tratarse siempre con un producto impermeabilizante para evitar que la suciedad pueda penetrar en las fibras del tejido.

PIEL SINTÉTICA

La piel sintética es una alternativa razonablemente económica a la piel auténtica. Es resistente, elástica y se puede lavar fácilmente. No se aconseja el uso de un producto en spray impermeabilizante para este tipo de material. El betún para zapatos tampoco puede penetrar en los materiales sintéticos, quedando una capa pegajosa en la superficie. Como alternativa para la limpieza de la piel sintética, aconsejamos utilizar un jabón que no sea muy denso.

MEZCLA DE MATERIALES

La mezcla de materiales distintos es muy apreciada actualmente. Calzado, ropa y accesorios pueden estar decorados de forma creativa, añadiendo pieles, aplicaciones y estampados.
Gran parte de la suciedad se debe eliminar con un cepillo. A continuación, aplicar una pequeña dosis de jabón en un paño y limpiar el material en cuestión.